Artículo

Murcia Cohousing en Málaga

Publicado el 19 de diciembre de 2023

Escrito por Murcia Cohousing

Vivir la individualidad en colectividad, mirando al mar

La curiosidad por conocer la realidad de las viviendas colaborativas y sus aspectos funcionales, así como establecer vínculos con otros cohousing, nos llevó hasta la ciudad de Málaga.

Allí, enclavados en un entorno idílico, entre la brisa mediterránea y la placidez de una suave colina, visitamos los cohousing Residencial Santa Clara y Residencial Puerto de la Luz.

Tampoco perdimos la oportunidad de ser testigos del nacimiento de un nuevo cohousing, Tartessos, cooperativa de consumo, cuyo edificio en construcción visitamos junto a tres socios cooperativistas; con ellos charlamos ampliamente de su proyecto y compartimos una luminosa mañana de planes, ideas y confidencias.

Agradecemos a todas las personas, que tan gratamente nos acogieron, su generosidad y disposición para responder a cuantas preguntas les formulamos, que fueron muchas y variadas.

También por contagiarnos su paz e ilusión y abrir un nuevo horizonte que clarifica este modelo de vivienda.

Residencial Santa Clara 

Santa Clara, pionero en España, “cuando todavía no se conocía el anglicismo cohousing” (nos cuenta Aurora), fue inaugurado en el año 2.000. Es un residencial para mayores, entre 50 y más de 70 años, formado por funcionarios y profesionales liberales, en su mayoría.

La cooperativa está integrada en Hispacoop (Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios).

El recinto, asentado sobre una ladera de los montes de Málaga, fue construido en un solar de 50.000 metros cuadrados. Tiene unas vistas espectaculares al mar y está situado muy cerca del núcleo urbano. 

De la mano de Aurora recorrimos las instalaciones: Nos llamó la atención la luminosidad del vestíbulo, con ventanales abiertos a la naturaleza, y los 76 apartamentos de 50 metros cuadrados de superficie y amplias terrazas con vistas, que favorecen la intimidad del hogar. Algunas viviendas tienen dos dormitorios, aunque no varía la superficie.

Los diversos espacios comunes: jardines, piscina, biblioteca, salones de terapia, capilla, peluquería… y múltiples actividades como teatro, coro, karaoke, bingo… aseguran una vida activa y saludable.

Se garantiza la atención a la dependencia y otras necesidades, aportando para ello un fondo solidario de 75 euros mensuales. 

En la actualidad, hay varios apartamentos vacíos, que son alquilados para familiares y personas interesadas en conocer la vida comunitaria.

Esta cooperativa sigue luchando para que las prestaciones sociales sean dirigidas a la institución y no a la persona (como ocurre actualmente), con el fin de optimizar las ayudas.

Puerto de la Luz

Residencial Puerto de la Luz es un colectivo de mayores de 50 años, que tiene la ilusión de vivir de una forma diferente, siendo personas libres para tener una vida activa.

El edificio, situado en un entorno privilegiado, en una suave colina rodeada de olivos y bendecido por la luz del Sur, fue construido en una parcela de 28.000 metros cuadrados; por el momento, hay 8.000 metros construidos. 

Los 60 apartamentos, de unos 60 metros, pueden ser ocupados por accionistas de la cooperativa o en régimen de alojamiento con servicios (durante varios años se alquilaron diez viviendas; en la actualidad solo se alquila una). La cuota mensual es de 550 euros, necesaria para pagar los servicios generales, entre los que se incluyen energía, jardinería y  mantenimiento de las instalaciones. 

Los residentes no son propietarios; sin embargo, pueden personalizar su casa, pintarla y amueblarla a su manera, acristalar la terraza o tirar un tabique… como en el caso de Mary, nuestra guía acompañante, que nos abrió las puertas de su precioso apartamento e hizo patente la calidad de vida que poseen las personas que habitan este tipo de viviendas.

Visitamos con ella las zonas comunes, repletas de cultura, diversión y deporte, y conocimos las múltiples actividades que disfrutan para no dejar ni un hueco al aburrimiento: el huerto, con aguacates y otros árboles frutales, un club de lectura, juego de billar, meditación, cinefórum, taller de pintura, clases de sevillanas, de castañuelas, petanca…

Tartessos 

En un sitio tranquilo, con buen clima y mirando al mar, en el municipio de Rincón de la Victoria, muy cercano a la capital y con óptimas comunicaciones, nos encontramos con José Antonio López, presidente del  Cohousing Senior Tartessos, con amplia experiencia en el mundo del cooperativismo de consumo. 

En este afortunado lugar se han iniciado  las obras de sus futuras viviendas.

Con una inversión cercana a los 10 millones de euros, el edificio ocupará los terrenos sociales de un antiguo convento que lleva más de una década abandonado; contará con amplias zonas comunes y 65 apartamentos de 42 metros de superficie y 15 de terraza. Ofrecerá a 96 personas todos los servicios que puedan necesitar, incluidos los esenciales como la atención a la dependencia. 

El proyecto, dirigido a personas de entre 50 y 70 años, está autofinanciado por los propios cooperativistas, lo que permite la devolución total de las cantidades aportadas en caso de cese de la convivencia.

La sostenibilidad económica del proyecto así como los servicios prestados están fijados en una cuota mensual no superior a la pensión media del país, situada en 1.200 euros. 

Actualmente las plazas ya están  cubiertas con cooperativistas de toda la geografía nacional, existiendo una lista de 120 personas en espera, lo que da una idea de la gran solvencia de la iniciativa. 

Pero esto no es todo; desde hace unos días, Tartessos ha puesto en marcha el segundo proyecto de cohousing, Tartessos II, con las mismas características y requisitos que tenía el primero.

En pocos días espera tener cubierto el cupo ofertado. Y es que este tipo de proyectos, cimentados en el cooperativismo social, está comenzando a recibir apoyos institucionales, tanto locales como autonómicos.

Las experiencias que hemos vivido revelan que el cohousing cooperativo actúa como agente transformador del entorno económico y social, atiende a las necesidades de las personas  y facilita el desarrollo de proyectos en los que se apuesta por el bien común.

Logo-Murcia-Cohousing
Murcia Cohousing

Comparte

Otros artículos que te pueden interesar …

2 Comentarios

  1. Cuenten con nosotros !!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *