Artículo

Cohousing: Normativas autonómicas comparadas

Publicado el 12 de enero de 2024

Escrito por Murcia Cohousing

Interesante informe elaborado por Jorge Toledo.

El pasado 28 de diciembre se publicó el informe, elaborado por Jorge Toledo, arquitecto y facilitador de procesos de desarrollo de organizaciones, en que hace una comparativa de las normativas autonómicas actuales, en base a una serie de parámetros.

Por su interés e importancia publicamos la reseña elaborada por Comunidades de Cuidados sobre este informe.

Las viviendas colaborativas en los servicios sociales: comparativa de normativa autonómica

‘El informe Las viviendas colaborativas en los servicios sociales: comparativa de normativa autonómica, elaborado a instancias del proyecto Comunidades de Cuidados, sintetiza los puntos principales de las normativas vigentes y aspira a ser una herramienta que facilite su interpretación y “la elaboración de nuevas y mejores regulaciones”.

La aprobación en los últimos años de distintas normativas sobre el cohousing o viviendas colaborativas muestra el creciente interés de las Administraciones autonómicas por este modelo, en gran medida por su potencial como alternativa para las personas mayores. Este interés se traduce en normativas similares, que encuadran este modelo de vivienda en el ámbito de los servicios sociales y también con matices distintos en cuanto a su naturaleza no lucrativa.

El informe compara la regulación aprobada por Asturias —comunidad pionera y cuya normativa ha inspirado al resto—, Navarra, Madrid, Galicia, la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares basándose en distintos parámetros: nombre, encuadre jurídico, forma de autorización, definición de los valores del modelo (y su contribución o no a preservarlo), requisitos y determinación del colectivo residente, tipos de sistemas de apoyo y, finalmente, tanto las condiciones materiales y arquitectónicas como las condiciones organizativo-funcionales.

Como respuesta a los cambios sociodemográficos y a la creciente longevidad de la población, la mayoría de las autonomías han optado por regular el modelo sénior, aunque con elementos que otorgan distinto grado de flexibilidad en cuanto a las edades. En este aspecto, Asturias hace una apuesta diferenciada, ya que la norma “habla explícitamente de viviendas colaborativas intergeneracionales y además presenta esa característica como un valor”. Resulta especialmente llamativo que, pese a que la regulación asturiana ha inspirado claramente al resto, este aspecto no se ha reproducido en ningún otro texto legal.

Por su parte, la Comunidad Valenciana introduce “un matiz interesante”, al dejar “abierta la posibilidad de que las viviendas colaborativas sean consideradas parte de los servicios sociales no solamente si van dirigidas a personas mayores, sino también a otros colectivos vulnerables”. El autor del informe considera que “esto puede ser una oportunidad de que el modelo se adapte para dar respuesta a otras necesidades de la sociedad”.

El autor deja claro que nos hallamos en “un ámbito todavía emergente” y admite que “para valorar el grado de acierto y oportunidad habrá que esperar a ver estas normativas en acción y aplicadas a proyectos concretos”, sin embargo, considera que el análisis de estos parámetros puede ser útil “para personas o entidades que quieran desarrollar proyectos de este tipo o incidir en su regulación en otros territorios”.

Un reto para la Región de Murcia

Desde la Asociación Murcia Cohousing deseamos que los ejemplos de las autonomías que han iniciado el camino del reconocimiento y regulación de las Viviendas Colaborativas (Asturias, Navarra, Madrid, Galicia, Comunidad Valenciana y las Islas Baleares) sirva de ejemplo para que la Región de Murcia inicie también esa vía.

Y con la experiencia de las que ya han iniciado el camino, que apueste por las Viviendas Colaborativas intergeneracionales, por el mayor valor social que suponen.

El desarrollo de las Viviendas Colaborativas en Europa y en otras Comunidades españolas ha demostrado que cuando se adoptan medidas políticas y se da carta de naturaleza al cohousing dentro de la normativa, este modelo de acceso a la vivienda, de mejora de la calidad de vida, de apoyo a la dependencia y conciliación, de iniciativa social aplicada al lugar donde se establece, de sostenibilidad…, crece y se desarrolla, aportando grandes beneficios sociales por la colaboración pública – privada a un bajísimo coste para las Administraciones Públicas.

Ojalá este 2024 sea el año del reconocimiento y regulación de las Viviendas Colaborativas en la Región de Murcia. 

Nuestra Asociación está preparada para aportar a nuestros y nuestras representantes políticos la información y experiencias que precisen para conseguirlo.

Logo-Murcia-Cohousing
Murcia Cohousing

Comparte

Otros artículos que te pueden interesar …

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *